La familia tiene gran parte de “culpa” en el consumo de drogas

 

El ambiente familiar puede condicionar la actitud del joven ante la droga. Los adolescentes que crecen en hogares conflictivos, con un modelo educativo excesivamente permisivo o autoritario y donde se realizan pocas actividades conjuntas entre padres e hijos presentan un mayor riesgo de consumo problemático de sustancias.

La familia ha de dar el primer paso en la prevención del consumo de drogas entre los niños, niñas y adolescentes. Estudios realizados han identificado algunos comportamientos o situaciones familiares que favorecen las conductas adictivas de los hijos(as) y que deben ser solucionados para evitar el riesgo de adicciones.

Según la investigación, que se incluye en el libro ‘El papel de la familia en la prevención’, financiado por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, hay cuatro factores familiares que se asocian con una mayor probabilidad de consumo de drogas en los hijos. El primero de ellos es la conflictividad dentro de la familia. Los enfrentamientos en el hogar aumentan el estrés de sus miembros, que a su vez va unido a un mayor abuso de sustancias al pretender encontrar en ellas un “escape” o falsa solución.

Del mismo modo, el estudio aconseja la realización de actividades conjuntas entre padres e hijos y un mayor seguimiento de las actividades de los hijos(as), pues ambos elementos pueden tener un efecto preventivo. Respecto a la formación que los menores reciben de sus padres, son igualmente peligrosos una gran permisividad y un excesivo autoritarismo, ya que los dos estilos afectan la construcción clara y segura de la identidad en los niños, niñas y adolescentes. El último factor de riesgo familiar sería el consumo de drogas en los padres o una actitud favorable hacia ella en el seno de la familia.

Según la investigación, en la que han participado 2.126 escolares con edades entre los 12 y 15 años, se puede pronosticar correctamente el consumo de drogas a través de un análisis de la presencia de estos factores de riesgo en la familia. De hecho, el estudio lo logró en un 78 por ciento de los casos. No obstante, dado que un 22 por ciento de las situaciones de consumo no se detectaron correctamente, queda por esclarecer la influencia de otras variables en el uso de drogas.

Además, el libro recoge otro trabajo, basado en datos recogidos referentes a más de 19.000 estudiantes de entre 14 y 18 años, que mostraba que el porcentaje de consumo de cannabis se situaba en el 24 por ciento en aquellas familias en las que los padres estaban al tanto de con quién salían sus hijos. Por el contrario, la cifra de consumo se elevaba al 43 por ciento en aquellos hogares en los que los progenitores no conocían las relaciones de sus hijos. Esta asociación inversa entre control familiar percibido y consumo de drogas también se observaba en otras sustancias como el alcohol, el tabaco, la cocaína, el éxtasis o el LSD.

https://www.ceapa.es/sites/default/files/Documentos/papel%20de%20la%20familia%20en%20la%20prevencion.pdf

El link anterior corresponde al documento completo sobre el estudio mencionado en el presente artículo, así podrán revisar a profundidad todos los factores de riesgo y factores de protección que pueden existir dentro de nuestras familias, para evitar contribuir al desarrollo de conductas adictivas en nuestros niños, niñas y adolescentes.

 

Fraternalmente en Cristo y De La Salle,

Nelsy Jaimes Psicóloga

 

Teléfonos

6471751 - 6575045

Dirección

Carrera 21 # 68-45 Barrio La Victoria - Bucaramanga - Colombia

E-mail

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.